Política de privacidad y cookies

POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES

 

 

LO DEL EMAIL

 

Solo se solicitará tu correo electrónico en esta web si:

 

Te suscribes. Puedes hacerlo en el apartado «Contacto», donde se lee: «Suscríbete a mi blog para recibir notificaciones con cada nueva publicación y noticia».

En este caso, cada vez que publique una nueva entrada en el blog te llegará un aviso por correo electrónico a la dirección que hayas dejado al suscribirte. Solo eso. Ni spam, ni cesiones a terceros, ni fotos ligeritas de ropa, ni nada de nada.

 

Me escribes a través del formulario de contacto que encontrarás en ese mismo apartado, bajo las palabras «Contacta conmigo».

En ese caso, usaré para responderte (si procede) la dirección de correo electrónico que hayas usado en el formulario.

 

Si dejas un comentario en alguna de las entradas del blog. Puedes hacerlo al final de cada entrada, donde dice «Deja un comentario».

En este caso, no usaré tu correo para nada: la dirección de correo electrónico es solo un filtro para que no se me inunde el correo con spam y mensajes de robots. Ya, ya, ya añadiré un captcha de esos cuando tenga tiempo, gracias.

 

 

LO DE LAS COOKIES

 

Una cookie es pequeño fichero informático, inofensivo, con información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario. De esa manera, el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario en esa página en concreto.

Tú puedes, en cualquier momento, administrar las cookies mediante la configuración de tu navegador:

 

Si no estoy mal informado, gracias a las cookies, la segunda vez que entras a un sitio la página tarda menos en cargar que la primera vez que entraste.

Dicho esto, aunque sé que otros administradores de páginas webs necesitan las cookies para temas publicitarios, estadísticos, etc., yo no acabo de tener claro para qué sirven (quitando lo de la velocidad de carga), y tampoco me interesa lo más mínimo. Así, que, por mi parte, podéis estar tranquilos.