Mi vela arde por los dos cabos